caen cifras de COVID, pero no es hora de bajar la guardia


Asimismo, los números indican que 1.081 pacientes del estado que contrajeron COVID-19 estaban en camas de unidades de cuidados intensivos, frente a los 1.223 de la semana anterior.

En ese contexto, las pruebas positivas del virus cayeron por debajo del 5 %, luego de que el Estado del Sol había experimentado un aumento en casos y remisiones a hospitales en julio y agosto como consecuencia de la variante delta.

El Departamento de Salud del estado informó que la cifra de pruebas positivas se situó en 4,8%. Para considerar el virus bajo control los especialistas en salud han recomendado que la tasa de positividad promedio se mantenga por debajo del 5 % durante al menos dos semanas.

La última vez que Florida alcanzó ese umbral fue el 25 de junio, según cifras oficiales.

Hace apenas un mes, Florida reportó una tasa de positividad superior al 10%.

La autoridad sanitaria floridana también informó que 11.339.967 residentes han sido completamente vacunados, más de 30.000 menos que la semana pasada. Es la primera vez que el estado reporta una caída en este renglón.

Entretanto, 625.221 residentes que recibieron vacunas de refuerzo y, de acuerdo con lo reportado, el 59% de los floridanos mayores de 12 años están completamente vacunados.

En Miami-Dade, donde la campaña de vacunación ha sido más satisfactoria, el índice de vacunación supera el 83%, y por tanto la incidencia de contagios es aún menor que en el resto del estado.

No obstante, expertos en el área de la salud han dicho que no es momento de “bajar la guardia”, dado que se agregaron a las estadísticas 1.368 residentes fallecidos por cuenta de la enfermedad desde el 1ero. de octubre.

La doctora Dadilia Garcés, epidemióloga del Miami Dade College, dijo a DIARIO LAS AMÉRICAS que “a pesar de que existe el tratamiento con anticuerpos monoclonales y que se ha visto una efectividad en las vacunas, no es bueno bajar la guardia ahora que se aproximan las fiestas”.

De acuerdo con Garcés, “viene Halloween, Acción de Gracias y Navidad, por lo que habrá una movilización de más personas que viajan de estado en estado, y hay unos que tienen todavía altas tasas de COVID”.

Conforme a su declaración, los floridanos no deben cometer “el mismo error” del verano pasado cuando se “relajaron” las medidas de mitigación. “Debemos evitar una nueva ola”, afirmó.

El número de muertes por COVID-19 en Florida ascendió a 57.300 según los últimos datos de los CDC publicados el martes, lo que supone un aumento de 887 respecto al día anterior. Esas muertes no se produjeron todas en las últimas 24 horas y se remontan a semanas atrás.

“Debemos seguir vacunándonos y usar nuestras mascarillas cuando sea necesario”, puntualizó la epidemióloga.