Continúa el reclamo de gimnasios: “La actividad física es salud”


Continúa el reclamo por la suspensión de las actividades en gimnasios, una de las restricciones difundidas. En diálogo con El Cordillerano, titulares de centros de educación física y profesores expusieron sus reclamos. «Norons da mucha bronca» expresa

“No es en contra de nadie, porque todos tenemos que laburar”, destacó Carla Agostini, una de las propietarias del gimnasio Umbral y destacada atleta de la ciudad. Días atrás, se reunieron con el intendente Gustavo Gennuso en la que, según comentaron «él mismo aceptó que los gimnasios no son focos de contagio”.

“Ahora estamos pidiendo que nos nombren esenciales. En otras partes del país, pasó que se movilizaron, fueron a la justicia y los nombraron esenciales a los gimnasios y a los natatorios. Eso lo que hace es que no te puedan cerrar”.

“De por sí, el movimiento es salud”, señaló. “Hay gente que no sale, que necesita el gimnasio, que hace rehabilitación, por ejemplo. Nosotros trabajamos mucho con obesidad, que es un factor de riesgo altísimo”. Y destacó la importancia de la actividad física para estar sano. “Tanto para lo emocional como para lo físico”.

También resaltó que los protocolos funcionan adecuadamente. “Los alumnos ya saben y la tienen clara. Entran, se ponen alcohol, les tomamos la temperatura, cosas que en otros lugares que no son gimnasios no hacen. Aparte es súper controlado porque tienen turno, sabés que esa persona viene una hora y se va. La verdad que nosotros nos pudimos adaptar muy bien al sistema”, explicó. “Es algo que está impuesto y la gente ya lo normaliza”. Además las medidas incluyen el distanciamiento y la no utilización de los vestuarios, entre otras.

“Nosotros hicimos todo bien, hicimos el protocolo y los alumnos lo aceptaron”, señaló. “La actividad física es salud. Yo vi que, después del primer cierre, cuando abrimos el gimnasio, los alumnos estaban bajoneados y mal, y ni hablar los adultos mayores que pedían por favor cuándo podían empezar. Y ahora que estamos con la vacuna, mucha gente ya se vacunó, y que ya sabemos cómo cuidarnos, otra vez para atrás”.

“Todavía seguimos y vamos a seguir con el reclamo de que queremos abrir. Son dos semanas cerrados y para nosotros es un golpe fuerte que después hay que remontar”, indicó. “Reclamo por mi fuente de trabajo y la de las personas que trabajan con nosotros”.