Dejan en libertad a médico acusado de ejercer ilegalmente la medicina


miércoles, 21 de julio de 2021

00:32

Un médico que se dedica a la especialidad de tratamientos estéticos y había sido denunciado por el Colegio Médico de Catamarca por ejercicio ilegal de la medicina, fue dejado en libertad por orden de la fiscal que lleva adelante la causa. Su abogado defensor aseguró que el profesional cuenta con todos los documentos que lo acreditan como médico.

El abogado Roberto Mazzucco expresó que “sobre el doctor Daniel Conca pesaba una medida restrictiva de su libertad en virtud de una denuncia que habían efectuado los representantes del Colegio Médico de nuestra provincia. Fijamos domicilio en nuestro estudio jurídico, nos designó como abogados y adjuntamos importante cantidad de documentación que acredita que el mismo, no solamente es profesional médico, sino que cuenta en  su haber con varias especialidades médicas, ya que es médico en cirugía general, en psiquiatría y tiene especialidades en estéticas, con estudios cursados en distintas universidades del país”, dijo en Radio Valle Viejo.

A su vez, el letrado agregó que el médico tiene matrícula en Córdoba, Jujuy, Tucumán, San Juan y en Chile. “Es una persona muy estudiosa y preparada y no como se informó en algunos medios erróneamente, que se trataba de un médico trucho. Además ya había iniciado las conversaciones con el Colegio Médico para su matriculación en la provincia”.

“Efectuamos el descargo correspondiente, pedimos el cese de la detención y la fiscal hizo lugar a esta solicitud”, precisó Mazzucco, finalmente.

Cabe recordar que el médico, que promocionaba por redes sociales que estaría en la provincia por pocos días brindando distintos tratamientos estéticos como peeling, botox, relleno de surcos y tratamientos con plasma; fue denunciado por el Consejo Directivo de la institución local por prestar atención sin matrícula en el área de la medicina estética, con tratamientos que ascendían  a la suma de $7.500 la sesión. 

Desde el Colegio se lamentó la situación, especialmente por la emergencia epidemiológica y se instó a la sociedad a exigir a los profesionales el número de matrícula que los acredita como especialistas.