El desabasto de medicinas y el eterno espionaje


-Publicidad-

Derecha fétida siembra miedo y veneno // ¿Vacunas perdidas? No, fake news // Más de 80 millones de dosis en agosto

Carlos Fernández Vega en su columna México SA, publicada en La Jornada, indica que como no tiene nada que proponer ni programas que impulsar, la autodenominada oposición y sus gritones maiceados se han dedicado a fabricar y difundir, urbi et orbi, noticias falsas con el fin de desinformar a la población y, según dicen, golpear al gobierno. Es algo cotidiano en México, pero el esquema se repite en toda América Latina y las llamadas fake news suelen ser idénticas, aquí y allá, en temática y contenido.

En plena pandemia, sin importarle lo extremadamente delicado de la circunstancia que vive nuestro país y el planeta en su conjunto, la derecha seleccionó al sector salud como uno de sus principales objetivos en su perverso plan de difundir noticias falsas, principalmente las concernientes al Covid-19 y el programa de vacunación. Su objetivo es meter miedo, hacer ruido, sembrar la duda, y aunque en ocasiones lo logra, más temprano que tarde es descubierta.

La derecha es sembradora de odio, venenosa a más no poder, y ante su ostentosa derrota se ha dedicado a difundir noticias que van desde vacunas inexistentes, robadas, adulteradas, de procedencia dudosa, pirata, de pésima calidad y que provocan enfermedades crónicas, hasta la inoculación del comunismo vía intravenosa para controlar a la población, recipientes rellenos de agua, jeringas infectadas, alteraciones reproductivas y cualquier cantidad de sandeces en una peligrosa combinación de cretinismo y lesa progenitora.

Aquí la columna completa

La batalla por las medicinas

Julio Hernández López en su columna Astillero, publicada en La Jornada de San Luis, indica que a reserva de que se compruebe en la realidad lo anunciado ayer en Palacio Nacional, estaría en curso de resolución uno de los problemas de mayor impacto social: el desabasto de medicinas en el sistema de salud pública, sobre todo en cuanto al tratamiento de casos graves que no deberían de sufrir tardanza o supresión temporal de las dosis recetadas (el cáncer, como principal rubro de estas enfermedades y, sobre todo, la afectación a infantes).

-Publicidad-

Ha sido entendiblemente complicado el desahogo de dos legítimos intereses: de un lado, la pretensión del gobierno obradorista de no ceder al entramado legal que para contar con oportuno suministro de medicamentos debía ceder a términos leoninos establecidos para beneficio de empresas abusivas y de políticos corruptos del pasado; del otro lado, los pacientes y sus familiares urgidos de contar con los productos médicos para dar continuidad a sus tratamientos y conjurar en lo posible los riesgos de empeorar los cuadros clínicos e incluso llegar a la muerte.

En el curso de este choque aparecieron los posicionamientos políticos e ideológicos que van marcando casi todos los momentos críticos de estos tiempos: seguidores y defensores de la llamada Cuarta Transformación que procuraban atenuar las consecuencias de ese desabasto e incluso negarlo, y partidismos opositores obstinados en denunciar los hechos y utilizar las protestas genuinas para exacerbar ánimos contra el gobierno federal en turno.

Aquí la columna completa

La columna Frentes Políticos, publicada en Excélsior, indica que 1. A lo que viene. Hoy será ratificado por el Congreso el nuevo secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, alguien en quien el Presidente pone toda su confianza para llevar a la economía a un mejor desempeño en la segunda mitad del sexenio. Cero y van tres. Después de Carlos Urzúa y Arturo Herrera, el nuevo funcionario estaba obligado, teóricamente, a llegar y generar cambios. No ha sido así. Ramírez de la O, quien renunció como integrante del Consejo de Administración de Grupo Peña Verde para dedicarse de lleno a la encomienda, mantendrá, por el momento, al subsecretario Gabriel Yorio, quien se ha ganado su respeto por su compromiso y capacidad profesional. Sin pérdidas de tiempo, a darle para impulsar el crecimiento. Nunca estuvo mejor dicho: tiempo es dinero.

– Publicidad –

2. Exigencias inútiles. En Campeche, hasta los niños se pronuncian con mantas y protestan contra el gobernador Carlos Miguel Aysa González para que les cumpla y les construya escuelas. Dicen que es la oportunidad del mandatario de demostrar que antes de irse puede cumplir con algunos de sus compromisos, pero Aysa González está inmerso en su salida, que no será lo pulcra que él hubiese soñado. Las peticiones de los manifestantes son las necesidades mínimas de los más pobres de Campeche. Aysa se comprometió a cumplir los compromisos de vivienda y programas con los más desfavorecidos de la entidad y son ellos quienes le reclaman urgentes determinaciones. Él no los ve, no los oye, no les habla.

3. Cuento sin fin. La FGR informó que, sobre el caso de espionaje Pegasus, el Ministerio Público realizó una investigación de contratos suscritos por Tomás Zerón en la entonces Procuraduría General de la República, durante la administración anterior. Otro funcionario que cae en las redes del sospechosismo, y, eventualmente, de la justicia. Y es que el excomisionado Nacional de Seguridad, Manuel Mondragón, fue espiado a través de su teléfono y sus conversaciones con funcionarios de las secretarías de Gobernación y de áreas de Seguridad Nacional fueron grabadas. El cochinero de siempre. El espionaje ha existido desde el viejo PRI, pero, que prevalezca ahora, eso es lo preocupante.

Aquí la columna completa