«Estaba fuera de control»: Drew Barrymore recuerda psiquiátrico donde estuvo internada a los 13 años | Salud y Bienestar


Drew Barrymore ha recibido diversos reconocimientos por sus obras a lo largo de su carrera. Desde que apareció por primera vez en la pantalla en la película E.T., el extraterrestre en 1982 y posteriormente en filmes como Scream, Jamás Besada, Donnie Darko y Los Ángeles de Charlie.

Sin embargo, la vida de esta destacada actriz ha estado marcada por diferentes episodios, que han afectado principalmente su salud mental. Cuando sólo tenía cinco años, fue parte de una de las películas más populares hasta la fecha. En E.T., Barrymore interpretó a la dulce y tierna hermana de Elliott y desde entonces, su rostro comenzó a aparecer en diferentes lugares.

Aunque su carrera parecía ir en ascenso, en palabras de la misma actriz, “estaba completamente fuera de control”, por lo que su madre decidió internarla en un hospital psiquiátrico para niños y jóvenes, a la edad de 13 años, donde permaneció por un año y medio aproximadamente.

“Nunca perderé de vista esta parte de mi historia y he visto y pasado por cosas y me han ayudado a reconocer en todos nosotros que pasamos por cosas. “Y no puede ser vergonzoso. Tiene que ser nuestra fortaleza, tiene que ser algo de lo que podamos estar orgullosos porque lo superamos y miramos hacia atrás con honor y humor”, indicó la actriz en una entrevista con revista People.

Actualmente, la actriz de 46 años mantiene un programa sobre su vida que se llama The Drew Barrymore Show, en el que para el estreno de la segunda temporada, visitó dicho psiquiátrico en el que permananeció en su niñez.

“Era una niña realmente salvaje y estaba tan fuera de control que nadie sabía qué hacer conmigo. Me llevaron aquí (psiquiátrico) en medio de la noche y me acompañaron a través de esas dos puertas y cuando pasas por esas dos puertas no sales. Y estuve allí un año y medio”, relató Barrymore.

Hoy, el centro médico en el cual pasó cerca de 18 meses ya no existe, pero Drew sostiene que luego de pasar tiempo amarrada a una camilla y aislada, hoy la vida le parece maravillosa. “Ni siquiera puedo creer que llegue a estar donde estoy ahora porque cuando estuve allí no vi eso, pensé que estaría (en el psiquiátrico) para siempre”.

“Nunca pensé que llegaría a un lugar mejor y estoy muy feliz con mi vida y no sé si tendría la vida que tengo si no fuera por un lugar como este. es tan importante venir aquí hoy y honrar esto”, señaló e una visita que realizó al recinto, según recoge People.