Ingreso de extranjeros: el nudo a resolver de Salud y La Moneda tras reapertura de fronteras


“No es verdad que se van a abrir las fronteras prontamente. Nosotros no hemos dicho eso. Vamos a mantener el estricto control de las fronteras y hemos creado el concepto de ‘frontera protegida’ para evitar que cepas más potentes puedan ingresar a Chile”.

Así, el martes, el ministro de Salud, Enrique Paris, durante su interpelación en la Cámara de Diputados, descartaba una apertura total de fronteras. Más tarde, la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, aclaró lo que ya era vox populi desde hace una semana -cuando fue publicado en La Tercera- y que se confirmó durante el reporte Covid-19 de esta jornada.

“El día jueves vamos a anunciar el plan de fronteras para poder, de alguna manera, extender algunas de las excepciones que tenemos hoy día, que son casos humanitarios, casos sanitarios, a otras personas, principalmente personas que pudieran estar vacunadas para salir de Chile. La idea es dar ciertas libertades en ese aspecto”, señaló Daza en ese entonces.

Y así sucedió. Durante el balance de hoy, Salud anunció que se permitirá que los chilenos y extranjeros residentes vacunados con sus dos dosis puedan salir del país a través del aeropuerto Arturo Merino Benítez sin necesidad de levantar una solicitud en Comisaría Virtual y portando su Pase de Movilidad, aunque esta medida no incluye a los menores de edad. Mientras que quienes no cuenten con su esquema completo de vacunación, si desean salir del país, se mantiene la medida de elevar una solicitud en la plataforma.

Al retorno, quienes cuenten con dicho documento podrán realizar su cuarentena en el domicilio que establezcan bajo juramento, sin necesidad de pasar por un hotel de tránsito.

Daza señaló en detalle que “es muy importante el aislamiento estricto por 10 días. Para aquellas personas con su Pase de Movilidad habilitado al ingreso al país, el aislamiento será en domicilio declarado en el formulario C19 y junto a los cohabitantes de la vivienda. Nadie puede salir o entrar, y el traslado al domicilio debe ser en transporte privado en un máximo de cinco horas desde el arribo”.

Así, para quienes no puedan trasladarse en esa ventana de tiempo que exige el Minsal, o para los mayores de 18 años que no cuenten con su Pase de Movilidad, se mantendrán los hoteles de tránsito, los cuales deben ser costeados en su totalidad por los viajeros.

“Viajar al exterior es riesgoso, es posible contagiarse con variables de preocupación. Nuestra recomendación es viajar solo si es estrictamente necesario”, aseveró Daza.

Si bien el anuncio se realizó hoy, estaba contemplado que éste se hiciera hace casi un mes, el 24 de junio. Sin embargo, el hito que cambió la planificación del gobierno es que ese día el Instituto de Salud Pública (ISP) confirmó el primer caso de variante delta en el país. Incluso, algunas de las gráficas del anuncio quedaron diseñadas, pero la preocupación frente a delta obligó a extender el cierre de fronteras hasta el próximo domingo.

La reapertura del aeropuerto fue, desde el comienzo, mirado con distancia desde el Ministerio de Salud, donde planteaban que se debía esperar a tener un panorama más estable en la caída de casos para realizar una acción como esta.

De hecho, algunas voces dentro de la cartera planteaban dar este anuncio hacia mediados o fines de agosto, con el invierno de salida, una vez que los casos se estabilizaran en números menores a mil. O cuando los números de trazabilidad -contactos identificados por caso- mejoraran. Hoy, de hecho, y según el último informe de TTA, a nivel país se llegó a identificar 3,3 contactos por caso, una cifra que ha ido mejorando y que se acerca al mínimo de cinco contactos que sugiere la OMS.

El miércoles, y en entrevista con Radio Duna, el ministro Paris reconoció que la situación fronteras no era un tema fácil de abordar desde la arista sanitaria, pese a que desde La Moneda niegan una “oposición” entre lo que piensa Salud y Palacio sobre la reapertura.

“Me produce harto problema el tema fronteras. Hoy (ayer) leí que las aerolíneas lo están pidiendo para los extranjeros, residentes y los chilenos. Nosotros no podemos negar legalmente o constitucionalmente el ingreso a los compatriotas o quienes tengan residencia en Chile, no podemos hacerlo. Y esa política la vamos a mantener, pero el tema es con los extranjeros (…). No podemos abrir libremente las fronteras con lo que estamos viendo en otros países”, aseveró.

El ingreso de extranjeros -bajo ciertas condiciones- ha estado sobre la mesa en el gobierno y lo han evaluado, principalmente porque es una de las demandas de los gremios del turismo y las aerolíneas: que los vacunados puedan hacer ingreso. Por ahora, y con esta actualización al plan fronterizo, los extranjeros que deseen ingresar a Chile aún deben hacerlo con un salvoconducto del consulado de origen, y elevando una solicitud al Ministerio del Interior y con la respectiva cuarentena que se establece.

Así, una flexibilización para el ingreso de extranjeros no es algo fácil de concretar, señalan desde Salud, ni siquiera para los chilenos que por distintos motivos han recibido su vacuna en el exterior.

Esto implicaría validar, de alguna forma, los certificados de vacunación en el extranjero mediante un “apostillado”, o exigir que la tarjeta emitida en el exterior tenga un código QR, y no todos los países cuentan con ello.

El diagnóstico de la cartera sanitaria, por ahora, es que no están las condiciones aún para el ingreso de turistas foráneos. Pero desde La Moneda ya se analiza cómo validar las vacunaciones y permitir cierta reactivación del sector.

Las presiones desde el turismo no son nuevas. A fines de mayo, la subsecretaria Daza sostuvo una reunión -registrada bajo la Ley de Lobby- con la Asociación Chilena de Líneas Aéreas (representada por el CEO de Sky Airline, José Ignacio Dougnac), la Federación de Empresas del Turismo, entre otras empresas del área.

Uno de los puntos discutidos, de hecho, dejado por escrito en la plataforma por los gremios, fue una “propuesta de reactivación para la industria aérea y el turismo, conversado anteriormente con el Ministerio de Transportes y Economía. Esta propuesta va en línea con el Paso a Paso implementado por su ministerio y quisiéramos tener la oportunidad de presentarlo a su cartera. La reactivación segura y eficaz es muy importante para nuestra industria”, además de un estudio “que entrega información actualizada sobre la efectividad de los test de antígenos y podría ayudar a la reactivación de nuestro sector”.

El acercamiento entre la autoridad sanitaria y los gremios del turismo, hasta ahora, no ha tenido mayores resultados para autorizar el ingreso de turistas extranjeros. Y desde el gremio, han hecho el balance que el cierre de fronteras dictado en abril ha dejado como consecuencia 2.200 vuelos suspendidos en dos meses y 121.000 empleos perdidos.

Una carta concreta del Minsal para la elaboración de este plan es que se creará una Unidad Nacional de Control Fronterizo y Vigilancia de Viajeros. Esto significa una “trazabilidad en terreno”, más acuciosa y que incluye visitas a los domicilios declarados por los viajeros donde realizarán cuarentena.