Joven deja sus estudios de medicina y modelaje para atender a su esposo


Ella tomó la decisión de abandonar sus metas y sueños por dedicarlos 100 por ciento a su esposo y a ser ama de casa.

Las nuevas generaciones tienen un concepto distinto y más realista de cómo debe funcionar la igualdad en las relaciones, es decir, en comparación de cómo se vivía años atrás cuando el machismo gobernaba mucho más. Sin embargo, aún hay muchos jóvenes que deciden continuar con la misma educación que se ha llevado por años.

Te puede interesar: ‘Estoy muy enamorada’: ella se levanta a las 5 am a prepararle comida a su novio todos los días.

Así lo decidió Cynthia Loewen, una mujer de 27 originaria de Montreal, Canadá. Primero dejó su trabajo en modelaje para convertirse en doctora, pero luego tomó otra fuerte decisión: dejó sus estudios en medicina para dedicarse completamente a los deberes de su hogar.

Cynthia se unió al movimiento TadWife, donde las mujeres que se integran siguen las conductas de una esposa “tradicional”, luego de casarse con un exmilitar.

“Mi marido es quien gana el pan y yo estoy a cargo de la casa. Trabajar con las manos en mi hogar me da mucha satisfacción, mucha más comparada con cualquier otro trabajo que haya tenido antes”, señaló Cynthia a través de su canal de YouTube.

Asimismo, Cynthia narró que, en su casa, su marido es quien toma las decisiones; al principio le costó trabajo adaptarse ya que considera que tiene una personalidad ‘terca’, pero poco a poco con el tiempo se fortaleció el vínculo entre ambos.

La rutina de Cynthia va desde ir al gimnasio hasta hacer los quehaceres de su casa, pero su parte favorita es preparar la cena para su esposo y esperar a que él llegue para comer juntos.

Te puede interesar: Ella tiene 22 años, está casada y no deja que su esposo haga nada dentro de la casa.

“Mientras más veas las labores del hogar como un trabajo, más gratificantes serán los resultados, tal como en cualquier otro trabajo o carrera, siempre quieres tener metas”, narró.

Hoy en día son más las parejas que creen que los deberes del hogar son de dos y se comparten, pero hay otras que piensan diferente.