La Armada Argentina se prepara para el Ejercicio UNITAS 2021


A poco tiempo de que comience una nueva ejercitación combinada dentro del esquema UNITAS, la Armada Argentina se encuentra preparando los medios y personal que participarán de las distintas etapas a desarrollarse en la Republica del Perú.

Para el UNITAS LXII, que se llevará a cabo a fines de septiembre en conjunto con otras naciones latinoamericanas y los Estados Unidos, la Argentina estará destinando dos embarcaciones: el ARA Sarandí y el ARA Bouchard.





Ya para marzo de este año se llevó la etapa de planeamiento del ejercicio, que implica unas 62 actividades navales y que incluyen una fase marítima, en las costas del Pacifico, una etapa anfibia en las costas peruanas y una etapa final en la región amazónica de Iquitos.

La Armada Argentina viene realizando preparativos específicos para el despliegue de una MEKO 360 y el buque de la clase Bouchard. A efectos, el servicio logístico naval de la institución ha avanzado en una licitación privada para suministrar gas oíl naval a las embarcaciones en el puerto de El Callao de cara a las distintas etapas.

Esta ejercitación implica una excelente oportunidad para que la Argentina se adiestre en operaciones navales, incorporando técnicas y a su vez fomentando las medidas de confianza mutua con las otras marinas participantes. A su vez, será la primera participación internacional del Patrullero Oceánico ARA Bouchard, que en la actualidad opera junto al ARA Piedrabuena en la importante misión del control de las jurisdicciones navales argentinas.

ARA Sarandí – Armada Argentina

Avances importantes en el buque

Fuentes autorizadas le sostuvieron a Zona Militar que el ARA Sarandí fue sometido a profundos trabajos de reparación y puesta a punto hace pocas semanas. El destructor de la clase MEKO 360 botado en abril de 1984, recibió trabajos en el dique seco de la Base Naval Puerto Belgrano que implicaron optimizaciones tanto en el casco como en los propios sistemas a bordo.

Entre los trabajos realizados se pueden mencionar el cambio total de pisos, reforma de los comedores de oficiales y suboficiales, cambio en los equipos de cocina, puesta a punto del sonar y cambio de distintos componentes que le otorgan una extensión del horizonte de vida operativa. A su vez, se le recorrió a nuevo el motor y sus turbinas, y se trabajo sobre la planta potabilizadora de agua.

En su casco y cubierta también se le realizo trabajos de arenado y pintado, además del reemplazo de partes oxidadas por nuevas. Consultada la fuente, expreso que el buque «se ha dejado a nuevo como ocurrió con el ARA Robinson«.

Recientemente el buque completó operaciones en alta mar para hacer las pruebas necesarias antes de su próxima participación en el UNITAS LXII a desarrollarse en Perú.

Te puede interesar: Declaraciones oficiales sobre los SEM, nuevos Sea King y P-3B de la Armada Argentina