La ciencia confirmó que el uso de la aspirina para prevenir enfermedades cardíacas debería reducirse


Con frecuencia, doctores recetan consumir aspirina para prevenir enfermedades cardíacas. Esto se origina en la función del fármaco, que ayuda a prevenir un ataque cardíaco debido a que inhibe la formación de coágulos de sangre que bloquean las arterias. Sin embargo, una investigación publicada hace algunas semanas reveló que el consumo cotidiano del medicamento podría causar otras enfermedades secundarias.

Expertos del Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos, en Estados Unidos, realizaron dicha investigación donde confirman, según un informe preliminar, que doctores no deben recetar el consumo de aspirina para prevenir enfermedades cardíacas.  Esto se debe a que el régimen diario del fármaco en pequeñas dosis en personas con riesgo de un primer ataque cardíaco puede causar efectos secundarios graves.