La cuarta ola de la covid-19 llega a los hospitales | Sociedad


Nota a los lectores: EL PAÍS ofrece en abierto la información esencial del coronavirus durante la crisis. Si quieres apoyar nuestro periodismo, suscríbete aquí.

El aumento de los nuevos diagnósticos de coronavirus que empezó a mediados de marzo ha hecho que el porcentaje de camas ocupadas por pacientes covid, tanto de hospitalización general como de intensivos, esté al alza desde el 1 de abril. El informe del Ministerio de Sanidad de este martes lo certifica. El porcentaje de ingresados por el virus es ya del 7,61% en las plantas de los centros sanitarios. Y, lo que es más preocupante, ya está casi en el 20% en las UCI (es el 19,92% exactamente). Cataluña, Madrid, La Rioja y Melilla están por encima del 35%, un nivel ya de colapso. El 26 de marzo, las hospitalizaciones llegaron a su mínimo, 6,09%, en lo que se podría considerar el final de la tercera ola para estos indicadores, que siempre reflejan con retraso la tendencia general. En intensivos se alcanzó el 18,41% de ocupación el 1 de abril. Este valor era ya muy alto, por lo que su subida es muy preocupante.

Los nuevos diagnósticos diarios llevan ya casi tres semanas rondando los 6.000 (6.623 este martes). Ello mantiene la cifra del acumulado semanal en unos 35.000 (33.595 en el último informe), para un total de 3.317.948. Esta práctica estabilización aún no se nota en la incidencia, que vuelve a subir (pasa de 163,37 a 164,71). Como se ve, los aumentos son pequeños, como dijo el lunes el director del Centro de Control de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, que los estimó en unos dos puntos diarios. Con ello se confirma que esta cuarta ola sube mucho más lentamente que las anteriores, y da esperanzas de que pueda revertirse su tendencia más fácilmente. Ceuta, Madrid, Melilla, Navarra y el País Vasco están por encima de 250, el límite considerado de riesgo extremo, y solo la Comunidad Valencia se mantiene por debajo de 50, índice con el que se considera que la pandemia está controlada.

Los fallecimientos registrados por covid también suben con respecto a los reportados el lunes, y eso que entonces la cifra correspondía a dos días. En este último informe son 128 más, hasta sumar 75.911 desde el inicio de la pandemia. La buena noticia, probablemente debida al avance de las vacunas, es que este indicador hace dos semanas que no pasa de 200.