Mala Salud Bucal: Vínculo Con Otras Enfermedades


Recientes investigaciones han encontrado que una mala salud bucal está relacionada con la pérdida de masa muscular y con la diabetes. Anteriormente, ya se había vinculado con un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares y mortalidad por cualquier causa. 

Por este motivo, a continuación explicaremos qué es la salud oral y cómo es que los problemas dentales conllevan el desarrollo de otras enfermedades.

¿Qué es la salud bucal?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), «la salud bucal es un indicador clave de la salud, el bienestar y la calidad de vida en general». 

Asimismo, asegura que las afecciones o enfermedades relacionadas con la salud oral incluyen:

  • Caries dentales 
  • Enfermedad periodontal (en las encías)
  • Pérdida de dientes
  • Cáncer oral
  • Manifestaciones bucales generadas por el VIH
  • Traumatismos
  • Defectos de nacimiento, como el labio leporino y paladar hendido

También, informa que la mayoría de las enfermedades bucales tienen factores de riesgo modificables, entre los que destacan el consumo de tabaco, dietas poco saludables con alto contenido de azúcar e ingesta elevada de alcohol.

Además, sostiene que hay una relación comprobada entre la salud bucal y el bienestar en general, y viceversa, pues se sabe que, por ejemplo, la diabetes podría ocasionar el desarrollo y la progresión de la periodontitis. 

¿Cuál es la importancia de la salud bucal?

Además de que las consecuencias de una mala higiene bucal ocasionan caries y enfermedad en las encías, también se sabe que la acumulación de bacterias bucales y una inflamación severa de las encías (periodontitis) podría influir en el desarrollo de algunas enfermedades. 

Según Mayo Clinic, la mala salud bucal puede contribuir al desarrollo de enfermedades. Algunas de ellas son:

  • Endocarditis: Esta es una infección en el revestimiento de las válvulas del corazón. 
  • Enfermedad cardiovascular: Hasta el momento, no se sabe con precisión la relación entre la salud oral y los males cardíacos. Sin embargo, se piensa podría deber a la inflamación y a los cúmulos de bacterias orales.
  • Complicaciones en el embarazo y parto: Se ha visto que la presencia de periodontitis se relaciona con parto prematuro y bajo peso al nacer.

También se sabe que enfermedades, como la diabetes, VIH, osteoporosis y enfermedad de Alzheimer, pueden afectar la salud oral al ocasionar inflamación en las encías, lesiones dolorosas en las mucosas y pérdida del hueso periodontal. 

Por otro lado, existe una reciente investigación que vincula a la mala salud bucal con un mayor riesgo de padecer diabetes y pérdida de masa muscular. 

Higiene bucal y su importancia en la salud
Fuente: Pexels.

Salud bucal, diabetes y pérdida de masa muscular 

De acuerdo con un estudio longitudinal, publicado en MÁS UNO, tener menos dientes provoca una capacidad de masticación deficiente, lo que, a su vez, aumenta el riesgo de pérdida de masa muscular, debilidad y diabetes en personas mayores.

Para este estudio se pidió la participación de 635 adultos de entre 40 y 75 años, a quienes se les contó el número de dientes que tenían y se les midió su capacidad de masticar, así como la circunferencia de la pantorrilla para medir su masa músculo-esquelética y hemoglobina glucosilada, con el objetivo de conocer sus niveles de glucosa y saber sobre la diabetes. 

La investigación fue realizada por científicos de la universidad de Shimane, en Japón, quienes especulan que, al tener menos dientes, se ve disminuida la capacidad de masticar y, como resultado, se comienza a comer alimentos más blandos y ricos en azúcares, lo que podría aumentar el riesgo de diabetes. 

Además, los autores del estudio aseguran que la pérdida de dientes está estrechamente relacionada con la enfermedad periodontal y con la inflamación sistémica, lo que puede desempeñar un papel importante en el desarrollo de la diabetes y la sarcopenia (pérdida de masa muscular). Asimismo, vieron que la enfermedad de las encías causa la pérdida de las piezas dentales, lo cual podría provocar una disminución de la sensibilidad a la insulina. 

Por este motivo, aconsejan que los adultos mayores coman lentamente y se cepillen los dientes inmediatamente después de las comidas, para así mantener la salud oral y general. 

¿Qué debemos hacer para cuidar nuestra salud bucal? 

La medida más importante para cuidar nuestra salud oral es mantener una correcta higiene. Para ello, las recomendaciones de los expertos son: 

  1. Cepillarse los dientes dos veces al día. Para un correcto cepillado se debe de usar un cepillo de dientes suave y pasta dental con flúor. 
  2. Usar hilo dental todos los días.
  3. Utilizar enjuague bucal para eliminar las partículas de comida. 
  4. Llevar una dieta saludable en la que se limiten los alimentos ricos en azúcares agregados y se incremente la ingesta de fibra. 
  5. Cambiar el cepillo de dientes cada tres meses o antes si las cerdas están desgastadas. 
  6. Acudir al dentista para revisiones y limpiezas de forma frecuente, al menos dos veces al año. 
  7. Evitar el consumo de tabaco y alcohol. 

La salud bucal y general están vinculadas, por esto es fundamental tener una correcta higiene para evitar tanto padecimientos dentales como otras enfermedades. 

Con información de Medical News Today, Healthline, Mayo Clinic y OMS.