Practicar ayuno antes de iniciar una dieta saludable acelera la pérdida de peso y regula la presión arterial, según un nuevo estudio


Escuchar sobre el ayuno intermitente y sus increíbles beneficios no es una noticia nueva. Es bien sabido que en los últimos meses su popularidad ha aumentado considerablemente, no en vano durante el 2019 y 2020 fue una de las tres dietas con más búsquedas en línea. Lo cierto es que el ayuno puede ser una gran alternativa para mejorar la salud, prevenir enfermedades crónicas y bajar de peso ¿La nueva noticia? Recientemente un estudio comprueba que iniciar un nuevo régimen de dieta saludable con un período de ayuno aumenta sus beneficios para la salud y peso corporal. 

El estudio publicado a finales de marzo por Nature Communications, fue realizado por investigadores del Centro Max Delbruck de Medicina Molecular en Berlín. Se basó en la observación de 71 voluntarios con síndrome metabólico e hipertensión, quienes siguieron por un período de 3 meses una nueva dieta. Todos los participantes siguieron la dieta DASH, diseñada para mejorar la presión arterial al centrarse en el consumo de productos agrícolas, cereales integrales y carnes magras. El grupo fue dividido en dos partes; la única diferencia fue que la mitad de los participantes comenzaron la dieta con un período de ayuno de cinco días sin alimentos sólidos. Los investigadores encontraron que todos los participantes se beneficiaron al seguir la dieta, sin embargo el grupo de ayuno vio resultados más positivos para su peso corporal y presión arterial en comparación con los compañeros que no ayunaron. Los efectos positivos del ayuno se mantuvieron incluso al final de la dieta de tres meses.

Según las declaraciones de Andras Maifeld, primer autor del estudio e investigador del Centro de Investigación Clínica y Experimental de Berlín: “Cambiar a una dieta saludable tiene un efecto positivo sobre la presión arterial, si la dieta va precedida de un ayuno, este efecto se intensifica.” Una de las principales razones es que el ayuno es un método que mejora significativamente el microbioma intestinal. 

El estudio encontró que el ayuno cambió drásticamente el microbioma intestinal. Se denomina flora o microbiota al conjunto de bacterias que viven en el intestino algunas suelen ser benéficas otras dañinas. La buena noticia es que durante el ayuno de manera particular los tipos de bacterias beneficiosas asociadas con una presión arterial más baja se multiplicaron. El ayuno actúa como un catalizador para los microorganismos protectores en el intestino y con ello la salud mejora muy rápidamente y se ha comprobado que los pacientes con hipertensión pueden reducir su medicación o incluso dejarla por completo. Siempre con la adecuada supervisión médica. 

Otro aspecto que no podemos dejar de mencionar son los efectos del ayuno intermitente en la pérdida de peso. En términos generales, el ayuno intermitente se relaciona con un menor consumo de comidas, con ello es muy probable que la ingesta calórica disminuya y es así como se acelera el adelgazamiento. Además, el ayuno intermitente mejora la función hormonal y así facilita la pérdida de peso, los niveles más bajos de insulina, los niveles más altos de la hormona del crecimiento y las cantidades aumentadas de norepinefrina aumentan la descomposición de la grasa corporal y facilitan su uso como energía. Por esta simple razón es que el ayuno a corto plazo aumenta la tasa metabólica en un 3.6-14%, lo que lo ayuda a quemar aún más calorías.

En otras palabras, el ayuno intermitente interviene en aspectos esenciales en la pérdida de peso. Aumenta la tasa metabólica y reduce la cantidad de alimentos que consume. Según un estudio el ayuno intermitente puede causar una pérdida de peso del 3 al 8% durante 3 a 24 semanas, lo cual es muy esperanzador. Adicionalmente el mismo estudio comprobó que durante los primeros días, se presentó una pérdida del 4 al 7% de la circunferencia de cintura y con ello grasa abdominal, que es el tipo de la grasa dañina ubicada en la cavidad abdominal que se acumula en los órganos más importantes y que se deriva en enfermedades crónicas. 

Sin embargo, si se hace incorrectamente, el ayuno puede ser contraproducente para el metabolismo y la salud y el bienestar en general. Es muy importante prestar especial atención en la calidad de la alimentación y el estado de salud de cada persona. Si bien las formas más cortas de ayuno intermitente generalmente se consideran seguras para la mayoría de las personas, no lo son para todos y es por ello que la supervisión médica siempre será fundamental en el proceso. Ahora ya lo sabes iniciar el camino a un estilo de vida más saludable integrando el método de ayuno intermitente, es un sólido comienzo para llevar a otro nivel tu salud y peso corporal.

Te puede interesar: