Se reportan menos fallecidos confirmados por COVID-19, pero camas en UCI siguen llenas en hospitales y clínicas de Guayaquil | Comunidad | Guayaquil


Médicos de la Mesa Técnica de Salud del Municipio pidieron que la ciudadanía mantenga al máximo los cuidados para evitar aumento de casos.

Una ligera disminución en los contagios y fallecidos confirmados por COVID-19 se reflejó en los parámetros de medición de la intensidad de la enfermedad en la urbe, según el último informe epidemiológico, entre el 26 de abril y el 2 de mayo.

El doctor Carlos Salvador, director de Salud del Municipio de Guayaquil, explicó que los indicadores son altos, pero han disminuido de forma leve. “Las unidades de cuidados intensivos (UCI) siguen estando llenas, también preocupa, y bastantes personas que están presentando manifestaciones del virus, sobre todo jóvenes, eso quiere decir que la enfermedad está bastante activa”, explicó.

Según el informe, la ocupación de las UCI de Guayaquil se mantiene al 100%, en el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), Ministerio de Salud Pública (MSP), Hospital Luis Vernaza y clínicas privadas. La ocupación de camas de hospitalización general para pacientes con COVID-19 es, en el IESS, del 60%; en el MSP, del 70%. En las clínicas privadas se registra el 80% de ocupación, mientras que en el Hospital Luis Vernaza se mantiene al 100%.

Estos reportes son de los informes de la Mesa Técnica de Salud del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal de Guayaquil, la cual recibe semanalmente los datos de los hospitales del MSP, IESS y las clínicas privadas.

El médico intensivista Alberto Campodónico, de la clínica Kennedy Alborada, explicó que los ingresos hospitalarios bajaron en la última semana del mes de abril, en un 20% en el servicio de hospitalización.

“Pero hubo un día en que subió: se llenaron las camas, hay pequeños picos, eso es porque había días en que salen más a abastecerse de alimentos o a reuniones y hay contagio, esto días antes del confinamiento, y ahora reflejan las afectaciones. Y en la UCI los ingresos siguen igual. Lo preocupante es que se mantienen los cuadros de que el paciente ya viene con un 70% u 80% de neumonía, se le coloca cánula de alto flujo o ya van directo a intubación con mal pronóstico”, explicó el especialista.

El epidemiólogo Carlos Farhat, coordinador de Salud del Municipio de Guayaquil, explicó que, en cuanto a los fallecimientos por COVID-19, el promedio de la semana epidemiológica 17 de 2021 es de 507 decesos, de los cuales 199 fueron a causa del virus. Se pasó de 32 a 28,4 decesos diarios a causa de esta enfermedad.

Él añadió que aún no se puede concluir que exista una tendencia a la baja, en relación a la gravedad del virus. Más bien existe una desaceleración, que se convertiría en tendencia si se mantiene en el tiempo la cifra con la disminución correspondiente de sus indicadores.

“La semana que viene podríamos observar menor número de casos, menor mortalidad todavía, pero se debe mantener el aporte de la ciudadanía en seguirse cuidando; las medidas son duras pero necesarias para seguir mejorando”, explicó Farhat.

En el informe también se detalla que en el período comprendido entre el 26 de abril y el 2 de mayo de 2021, en los 24 sectores, se brindó cobertura a un total de 41.125 familias, que representan aproximadamente 164.500 personas, reportando así una incidencia de casos sospechosos de 11,1 por cada 10.000 habitantes. Y que la incidencia semanal de pacientes con COVID-19 confirmados es de 3,2 por cada 10.000 habitantes durante la semana 17 de 2021.

La tasa de transmisión ajustada a la fecha es de 0,84, es decir, que un infectado puede contagiar a al menos una persona. Otra alerta del informe fue que los sectores con mayores casos confirmados son Guasmo norte, Fertisa y Flor de Bastión.

Autoridades de la Mesa Técnica de Salud y del COE cantonal insistieron en que esta leve disminución de contagiados no puede ser excusa para el relajamiento de las medidas, instaron a mantener los cuidados al máximo, el uso correcto de la mascarilla, aplicación permanente de alcohol, gel desinfectante en las manos o el lavado con agua y jabón. Y evitar estar en aglomeraciones de cualquier tipo, aunque sea de su propia familia o conocidos, para disminuir los riesgos de más infectados. (I)